martes, 24 de diciembre de 2013

Consejos para una navidad sostenible II
















La pasada semana hablábamos en “Málaga al día” de consejos para pasar una navidad sostenible. Nos centrábamos sobre todo en no arrancar plantas ni árboles de sus hábitats, en ir reduciendo cada vez más la presencia del plástico y hoy vamos a ocuparnos de los animales. Porque la asociación ecologista WWF ha lanzado la campaña “#No son juguetes” para concienciar a la ciudadanía sobre la responsabilidad que supone adquirir una mascota.

Un fenómeno bastante peligroso que se está dando en internet es la venta ilegal de especies exóticas. Las especies invasoras son una de las principales causas de degradación de los ecosistemas. Las especies nativas, al no haber evolucionado en contacto con estas nuevas especies, no pueden competir con ellas, por lo que son desplazadas creando problemas gigantescos, desequilibrios en estos ecosistemas e incluso grandes pérdidas económicas e incluso problemas para la salud pues no sabemos qué clase de microorganismos pueden acompañarlos. 

WWF insta al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a desarrollar un plan de inspecciones que controle su comercio ilegal. Nosotros, además, creemos que es una labor imprescindible educar en la responsabilidad.

Son el mapache, el coatí, la cotorra argentina (muy presente en Málaga), el galápago de Florida, la rana toro... Todas estas especies están incluidas en el Catálogo español de especies exóticas invasoras aprobado por Real Decreto 630/2013 que prohíbe su comercio y su tenencia. 

Tenemos que recalcar que los animales “no son juguetes” y que cada año se abandonan en España cerca de 200.000 mascotas. Hay asociaciones que defienden la adopción de animales necesitados, siempre de nuestra zona, nunca exóticos y siempre desde la responsabilidad enorme que es tener la custodia de un ser vivo.

(Foto: EFE)

martes, 17 de diciembre de 2013

Consejos para una navidad sostenible














El Gobierno regional de la Comunidad de Madrid ha incluido en una nota de prensa sus recomendaciones para evitar el daño al entorno natural y para pasar entre todos unas navidades más sostenibles y respetuosas con el Medio Ambiente. Recomendaciones que son válidas para cualquier ciudad.

Lo primero es que está prohibido cortar arrancar o recolectar plantas para decorar los hogares. En lo que al belén se refiere, la alternativa a los musgos o líquenes naturales, recordemos piezas importantísimas en el ecosistema, es sustituirlos por productos como el serrín, barro o arena u otros adornos como semillas, piñas u hojas secas.

Sobre el conocido árbol de navidad hay especies que sufren mucho en estos días como por ejemplo el acebo o el tejo, tanto es así que fue incluido dentro del catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de la Comunidad de Madrid. El muérdago es otra de ellas.

¿Qué alternativas tenemos? La nota de prensa de la que hablábamos antes propone reciclar productos y fabricar con ellos adornos navideños. Es una buena idea pues cuidamos el medio ambiente y a la vez nos divertimos haciendo manualidades.

Yo personalmente recomiendo que en el caso de que queramos tener en casa un árbol de navidad nos decantemos por árboles naturales adquiridos en establecimientos que nos den la garantía de que provienen de una plantación sostenible. Estaremos ayudando en la lucha contra el cambio climático ya que estas plantaciones absorben CO2 y contribuyendo a la mejoría de la economía rural. Nunca debemos decantarnos por los de plástico ya que como hemos hablado en otras ocasiones este material tarda cientos de años de degradarse causando un daño irreparable a nuestro Medio Ambiente.

Otra asignatura pendiente de estas fechas es reducir el volumen de basura evitando excesos en los envoltorios de los regalos, sobre todo teniendo cuidado, como hemos dicho, con el plástico.

Podemos, en definitiva, pasarlo muy bien en estas fechas evitando los excesos y actuando de una forma razonable y responsable con nosotros mismos y con nuestro Medio Ambiente.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Presentación oficial de Los Signos del Ocho

.
Hoy tengo el placer de anunciar la presentación oficial  de mi novela Los Signos del Ocho (Éride Ediciones). Esta tendrá lugar el próximo Jueves 5 de Diciembre a las 20:00 en las magníficas instalaciones del Museo Alborania de Aula Del Mar Málaga.
Me siento muy orgulloso de compartir un momento tan emotivo como este con los compañeros de Aula del Mar. Es imposible describir en estas líneas la enorme labor de educación en valores y de defensa de nuestro medio ambiente que llevan desarrollando durante la friolera de 20 años, la cantidad de horas y de trabajo empleados en este proyecto que estoy seguro de que se valorará algún día por los malagueños en su justa medida.
A quienes los conocéis, qué os voy a contar. A quienes aún no, pasaos por Alborania que merece mucho la pena. Y si es en la presentación echamos unas risas y pasamos un rato agradable. Ah, para todos los asistentes una visita gratis al Museo valorada en 7€ por persona. Es que son muy grandes.
¿Y qué os voy a contar de D. Guillermo Blanes del Águila? Para la mayoría de vosotros no necesita presentación. Ahora entendéis por qué estoy tan satisfecho con como está quedando el evento. Todo un privilegio estar acompañado por un escritor de una literatura que vale tanto la pena, de una prosa tan elaborada y sonora y que además es mejor persona. Ah, y estrena novela dentro de muy poco: “En la otra vida”. Muy recomendable.
Os esperamos.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Los Signos del Ocho.



Hoy sale a la venta mi nueva novela “Los signos del ocho”, publicada con el sello de Éride Ediciones.  En los próximos días irá llegando a las librerías.

Cada vez tengo más claro que publicar conlleva una enorme responsabilidad. Era José Luis Sampedro quien decía que el oro no vale nada comparado con el tiempo, que este es lo más valioso que tenemos. Mi grado de exigencia con lo que hago se dispara cuando pienso en el tiempo de cada uno de los que vais a leerme. De otra forma sería peor que un ladrón de dinero, porque este puede recuperarse.

Ahora, con la publicación de mi segunda novela, siento más de cerca el vértigo y el deseo de que tantísimas horas empleadas en revisar cada párrafo, cada frase, cada coma, para dotarlas de la máxima calidad e interés que me son posibles, hayan valido la pena.
“Los signos del ocho” trata sobre la identidad, la libertad y el poder, sobre personajes que devoran las tardes de una sociedad en crisis en rompeolas que se desvanecen. Personajes que encuentran en la naturaleza, el humor, la amistad o el sexo antídotos necesarios ante este mundo con dientes de piqueta que nos ha tocado vivir.

La trama se desarrolla en las playas malagueñas del Balneario de los baños del Carmen y, aunque ficticia, tiene con la realidad el común denominador de mostrar un enclave de importante valor ambiental que lleva décadas siendo maltratado por los intereses especulativos de unos y por la desidia de otros.

Me decía el otro día un buen amigo que los libros se defienden solos, que el trabajo ya está hecho. Sabia reflexión en un mundillo como este en el que los autores a veces hablamos demasiado y en el que abundan los foros de discusiones cainitas que no llevan a ninguna parte. Tan sólo dar las gracias a todos los que habéis apoyado este proyecto que ha podido ver la luz en unos tiempos tan difíciles y a Éride ediciones por la confianza y el buen hacer mostrados.

Por eso ya me despido, dando las gracias a todos los que habéis apoyado este proyecto que ha podido ver la luz en unos tiempos tan difíciles y a Éride ediciones por la confianza y el buen hacer mostrados y  deseando que disfrutéis de esos signos que susurran que, como el 8, somos únicos, auténticos, irrepetibles, sorprendentes... Igual que un infinito que como tal se desconoce.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Gibraltar, políticos y medio ambiente.




Lo comentábamos en el pasado programa de Málaga al día, en Onda Azul Málaga RTV, en plena Costa del Sol, asomada al balcón del mar Mediterráneo, se encuentra la Sierra de la Utrera, entre Manilva y Casares, el karst más al sur que existe en Europa. Todo el mundo conoce ese Torcal de Antequera con sus figuras mágicas, con sus rocas con formas que desafían a la imaginación y a la lógica. Es curioso, pues un paisaje de similares características lo tenemos en la provincia de Málaga no sólo en Antequera y parece que no nos damos cuenta.

Esta sierra alberga nada más y nada menos que treinta enclaves considerados de interés. Un ejemplo son los baños de la hedionda en cuyas aguas sulfurosas, según se cuenta, se curaron de la sarna los soldados del Julio César durante una de las campañas que llevó a cabo en el sur de Andalucía.

Pero lo más importante es que esta Sierra cuenta con hábitats muy distintos lo que le confiere una gran biodiversidad: de agua dulce con bosques de galería con adelfas, helechos, chopos; de matorral mediterráneo con coscojas, lentiscos, romero, palmitos; de grandes arboledas como el exclusivo bosque de algarrobos  o el de sabinas caudadas de gran importancia en la Comunidad Andaluza. Entre la fauna podemos ver al Buitre Leonado sobrevolando el karst, cernícalos, grajillas o al Roquero solitario. Y estos son sólo unos ejemplos. La diversidad de hábitats a la que hacíamos mención sitúan al enclave como prioritario en su conservación según la directiva HÁBITAT de la UE. Pues bien, a pesar de ello, a día de hoy, este enclave no cuenta con toda la protección que sería necesaria y lógica en otros casos por parte de las administraciones competentes. 
Comencemos contando que clubs de montañismo, amantes de la bicicleta, defensores del patrimonio, espeleólogos y ecologistas, entre otros se unieron en 2006 en la Plataforma Ciudadana para la protección de la Sierra de la Utrera. La razón: La amenaza que dese hace décadas prende sobre este lugar por una cantera de roca caliza. La compañía General de Cantera es la responsable de la explotación de este yacimiento que se tornó más agresiva desde el año 2006 al realizarse la explotación en superficie y no en profundidad como se llevaba haciendo hasta ese momento. La presión de este Plataforma logró que la compañía no pudiera renovar la concesión de una de las partes de  la cantera. La sierra fue incluida en el Plan de Ordenación del Territorio de la Costa del Sol como "zona de interés territorial", una figura de protección meramente testimonial. Hablando de figuras, recientemente hemos visto campañas en las redes sociales buscando la calificación por parte de las administraciones de este enclave como BIC. Desconozco porqué esta asociación se ha decantado por esta figura de protección cuyo uso está más relacionado con el patrimonio cultural y no otras que habitualmente se usan para estos enclaves y que a mi juicio serían más efectivas como Paraje Natural o Monumento Natural
El caso es que esta plataforma ha vuelto a saltar a los medios tras los acontecimientos que tuvieron lugar este verano en Gibraltar. ¿Qué tiene que ver la polémica en la verja con la Sierra de la Utrera? Si las informaciones que maneja esta asociación son ciertas, parte de los áridos que se estaban llevando al peñón procedían de la cantera existente en esta sierra.

Este verano, hemos visto desgraciadamente como nuestros políticos con motivo del conflicto de Gibraltar se atacaban sistemáticamente en lugar de llegar a acuerdos y de buscar soluciones. Del tema del impacto de los bloques de hormigón en los ecosistemas marinos podríamos hablar otro día. (¿Cómo puede decir Greenpeace que estos bloques no causan ningún problema medioambiental?). En ese juego también han entrado grupos como Ecologistas en acción culpando al gobierno y alineándose con la oposición cuando se ha visto claramente que ambos carecían por completo de una actitud constructiva al respecto. ¿No es más lógico responsabilizar a las autoridades gibraltareñas, iniciadores de, al menos, estos últimos sucesos? Ya de por sí, bastantes problemas nos crea este anacronismo colonial británico para que además nos ocasione costes medioambientales. Los ciudadanos no debemos tener complejos, tenemos que ser muy exigentes y reprochar estos comportamientos a nuestra clase política, pues si hay algo fundamental y más importante que la ideología o que las siglas que defienda cada uno es la conservación de nuestro patrimonio natural y de nuestro medio ambiente.

P.D.1: Se puede firmar la petición de Change para la Sierra en este enlace

P.D.2: Quién desee más información sobre la Sierra de la Utrera la puede encontrar de forma extensa y detallada en el blog http://karstdelautrera.blogspot.com.es/

Foto: ABC.

lunes, 28 de octubre de 2013

"Málaga al día", premio Épsilon al mejor medio de comunicación.

El pasado jueves 24 de Octubre tuve el placer de asistir a la gala de entrega de los premios Épsilon por parte de la Federación Andaluza de Asociaciones "Central Ciudadana" en Málaga. Lo hice para arropar a los compañeros de "Málaga al día", programa de Onda Azul Radio en el que colaboro todos los miércoles a las 11:20 en el 97.4 FM, que fueron galardonados con el premio al mejor medio de comunicación.

Los Premios Épsilon son una iniciativa de Central Ciudadana que reconoce la labor desempeñada, en varias categorías, a favor del asociacionismo y del movimiento participativo.

Tras la intervención del Cuarteto de Cuerda de la Asociación Con Brio-Música que interpretó un Cuarteto de Haydn, tuvo lugar la entrega de premios. Además del programa capitaneado por Celia Bermejo y Antonio Ismael, también resultaron premiados Pedro Moreno Brenes, la ONG Madre Coraje y la empresa Heineken.

Desde aquí les doy mi más sincera enhorabuena. Son grandes profesionales, pero sobre todo grandes personas. Y se nota. Una forma de hacer radio que apuesta por contenidos de calidad, cercanos al ciudadano y que defiende valores tan necesarios para la sociedad como la conservación de la naturaleza y de nuestro Medio Ambiente.

¡¡Felicidades!! 




lunes, 21 de octubre de 2013

Bosques marinos: guarderías de la biodiversidad.



Del 9 al 10 de octubre, tuvimos la oportunidad de asistir en Málaga a las II Jornadas Técnicas sobre Praderas marinas organizadas por la UICN en las que más de 100 participantes, entre científicos, gestores y representantes municipales, debatieron sobre el estado de conservación, puesta en valor y gestión de las praderas marinas en el litoral español y en el Mediterráneo. Esta acción se encontraba dentro de las actividades del proyecto europeo LIFE+POSIDONIA Andalucía.

Lo comentaba en el pasado programa de Málaga al Día, de Onda Azul RTV Málaga, el nivel demostrado por los ponentes me ha parecido excelente, incluso intervenciones de simples asistentes han tenido gran calidad. A tantos que lo ven todo negativo les hubiera venido bien un paseo por las instalaciones del Edificio de Estudios Portuarios para conocer de primera mano la categoría de muchos de nuestros investigadores, que han sobrevivido además a todo tipo de recortes y obstáculos en estos últimos años. El problema, quizás, es que algunos tenían que resumir auténticas tesis doctorales en 20 minutos.

Tengo que decir que yo he estado durante las jornadas tomando notas y me he quedado con frases que me han encantado:

La primera “Las praderas marinas son las guarderías de la biodiversidad”. No se podría definir mejor pues muchas especies de las que depende nuestra pesca ponen sus huevos como por ejemplo la jibia. Viven en ellas gran número de especies de peces, pulpos, equinodermos, moluscos… Recordemos que las praderas de las que hablamos, como las de Posidonia oceánica, Cymodocea nodosa o Zostera nolti, no son algas sino plantas. Las algas tienen una constitución muy sencilla y primitiva, mientras que las plantas marinas son organismos mucho más complejos y evolucionados, con raíz, tallo, etc.

Otra intervención daba en el clavo: “Deberíamos llamarlas, no praderas sino bosques”, pues cumplen la misma función que tiene un bosque, es un hábitat ecológicamente estructurado, sin el que no podría darse la cadena alimenticia, sin el que no podrían vivir gran cantidad de especies y que además nos proporciona multitud de beneficios:  suministra O2, secuestra CO2, evita la erosión, la acidificación. Otro ponente ponía las cosas en su lugar: “No hay praderas porque las playas sean buenas. Las playas  son buenas porque hay praderas”. Son por lo tanto indicadores de calidad de nuestras aguas y nos dan una playa limpia con agua cristalina.

Durante las jornadas se han dado a conocer diversos avances de estudios que profundizan sobre el conocimiento de los bosques marinos. Los más importantes:

-Núria Marbà del Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (IMEDEA, CSIC-UIB) presentó unos resultados que indican que durante los últimos 60 años se ha producido una pérdida neta de los ecosistemas de Posidonia oceanica en la cuenca Mediterránea entre un 13% y un 38% debido a impactos humanos locales ocurridos en la cuenca.

-Eso sí, se ha apreciado un cambio de tendencia. Hasta principios de este siglo la destrucción se aceleraba, mientras que ahora se está ralentizando.

- Miguel Ángel Mateo del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CSIC) demostró que los ecosistemas de Posidonia oceánica contienen paleo-registros que nos permiten reconstruir las condiciones ambientales y climáticas que se daban hace miles de años.

-Se presentaron los estudios sobre el valor pesquero de los sebadales en Canarias, los cuales indican que son lugar de puesta y cría de 433 especies, 18 de interés pesquero, estimando el precio como recurso pesquero en 360.000 euros al año.

-También se señaló que el cambio climático afectará a las praderas de fanerógamas marinas, no sólo debido a los cambios en la temperatura o el nivel del mar, sino también al aumento del número e intensidad de las tormentas, lo que provocará un incremento de los procesos de erosión y sedimentación.

-Se trató el tema de los arribazones. Se necesitan guías de buenas prácticas a nivel europeo, se concluyó, para orientar a los municipios hacia una buena gestión de los arribazones, evitando la erosión que provoca la extracción y aportando otros usos para esta hojarasca como el uso de materia prima para composta, textiles etc.

-Cómo no, se puso en valor la experiencia en voluntariado que se lleva realizando dentro del proyecto LIFE y sin los que hubiera sido imposible la labor de seguimiento de estos ecosistemas.

-Se vieron temas de Evaluación de impactos saliendo el ya clásico debate sobre las prospecciones de hidrocarburos previstas cerca del LIC de Calahonda (Mijas).

-Finalmente, durante las jornadas se realizó una presentación sobre el avance del futuro Atlas de Español de praderas marinas que se publicará a finales de año y que permitirá tener por primera vez una radiografía completa del estado conservación de los bosques marinos.

Y me dejo mucho más en el tintero, seguro. Como conclusión me quedaría con que, después de conocer los datos negativos de las últimas décadas y por supuesto los referentes a su incalculable valor, aún estamos a tiempo de conservar este gran tesoro. ¿Cómo? Actuando claramente contra los impactos que las amenazan:  la pesca ilegal de arrastre, los dragados ilegales,  los vertidos de aguas residuales de poblaciones costeras, los desechos provenientes de la acuicultura, la excesiva presión urbanística sobre el litoral, las algas invasoras, el fondeo inadecuado…

Tenemos identificadas sus amenazas, sabemos el enorme valor que nos aportan (incluso se ha monetizado, ojo), conocemos la catástrofe que sería perderlas, las tendremos dentro de muy poco localizadas en un Atlas. Ya no tenemos excusas, lo tenemos todo para conservarlas.


PD: El que quiera saber más de praderas aquí tiene esta web www.lifeposidoniandalucia.es

Fotografía perteneciente al Programa de Gestión Sostenible del Medio Marino. Consejería de Medio Ambiente, Junta de Andalucía.

lunes, 7 de octubre de 2013

El Río de la Miel (Algeciras)


¿Qué pensaríamos si nos hablan de zonas de vegetación que han permanecido intactas desde el Terciario? ¿De bosques de galería húmedos y umbríos que han desaparecido de la práctica totalidad del continente europeo? ¿De gargantas angostas en las que sorprendernos con un paraíso de musgos, líquenes, helechos y arbustos relictos como el Rododendro? Seguramente la imaginación del lector volaría rápido hacia los bosques de regiones tropicales, a las grandes selvas, quizás, lejanas e inexploradas por el hombre blanco.

Pues no, todas esas maravillas están tan cerca de nuestra civilización que desde la localidad de Algeciras apenas 20 minutos en bus (sigamos desmontando el mito de que para ir al campo, para ver campo, hacen falta enormes vehículos 4x4) nos separan de ellas. Son sólo algunos de los elementos de la naturaleza que podemos disfrutar en el Parque Natural de los Alcornocales y más concretamente en la Ruta del Río de la Miel.

Tenemos que empezar en la Barriada del Cobre (Nos bajaremos del bus una vez pasemos justo al lado de fantástico y sorprendentemente desconocido acueducto algecireño  de Los Arcos, del S XVIII). Continuaremos atravesando una cancela que sólo permite el paso peatonal que nos permitirá acceder a un camino de grandes cortijos y huertos , con la presencia de algunas vacas, en el que el sol nos hará mella y nos obligará a protegernos debidamente. 



Comenzaremos a ver alcornoques. Los troncos de muchos de ellos, algunos centenarios, nos hablarán de la pela, actividad tradicional donde las haya que lleva realizándose en la zona desde hace generaciones, para la extracción del corcho. No viven mal no, las vacas que nos han saludado en el comienzo.




Los acompañan clásicos de nuestra flora de matorral mediterráneo como la aulaga, la zarza, el lentisco  o el palmito (única palmera autóctona del mediterráneo).



La instalación de un viejo molino, el de la Escalona, uno de los pocos que siguen en activo en el parque, será el verdadero pistoletazo de salida que nos sumergirá, tras la solana, en un mundo completamente distinto, el de la frescura y la sombre, el de la ribera del río. Tan sólo llevaremos un camino cuando nos sorprenderá un verdadero viaje en el tiempo. Allí permanece, cada vez más oculto por la vegetación, imponente pero devorado por el paisaje al igual que ocurre con algunas construcciones de civilizaciones olvidadas, un puente de piedra.
De vital importancia ha sido testigo silencioso de toda una época y nos habla de un pasado de caminantes y caballerías que desde la bahía de Algeciras se dirigían a la de Cádiz o a Medina Sidonia, de bandoleros que tenían en la oscuridad del bosque su coartada, su guarida.



Tras él un espacio en el que el protagonista es un árbol propio de los países nórdicos, de las islas británicas, de Centroeuropa: El Aliso. Lo escoltan laureles, fresnos, avellanillos, acebos... El bosque de galería que forma este habitante de la umbría es sencillamente espectacular.





Siempre me ha parecido interesantísimo comprobar como la vegetación, o más bien sus cambios, nos va avisando de la que se avecina. No fallan nunca en su papel de voceros del paisaje, los bioindicadores. Si durante el trayecto de solana veíamos tierras secas, herbáceas ya amarillentas por el número alto de horas de sol, a medida que nos acercábamos al río comenzábamos a ver helechos al principio de un pequeño tamaño.



Eran la avanzadilla, la infantería que da paso a lo que viene después. Los que nos anuncia la que se avecina.



Así es, un primer amago de canuto que nos devuelve de golpe al Terciario, a ese período de la Tierra de hace 65 millones de años con condiciones de vida tropicales, con unas altas temperaturas y humedad aún más constante y elevada.  Unos helechos de porte  gigantesco que pueden llegar a alcanzar los 2 m de altura, que podrían hasta asustarnos si no quedásemos nada más al verlos prendados de su belleza. En el Parque Natural de los alcornocales existen hasta nueve especies relictas y endémicas. Por no hablar de los líquenes , organismos que, como sabemos, surgen de la simbiosis entre un hongo y un alga o cianobacteria.



La fuente de la niña (de agua no clorada) es una gran ocasión para contemplar especies de helechos de pequeñísimo tamaño no vistas hasta el momento.



El molino del Águila en su ruina, en su decadencia, nos habla también como tras un pasado de esplendor ahora casi es absorbido, engullido, devorado y sirve como lienzo a la mejor de las artistas: la naturaleza.




Porque a veces no es necesaria la mano del hombre para convertir la piedra en arte. Nos lo dicen grandes parajes como el torcal de Antequera y también, como poca gente sabe, este sendero. ¿La isla de pascua? ¿Civilizaciones extrañas? Naturaleza, arte y magia.



Y parecerán no tener fin las maravillas que con la música de fondo del agua nos va mostrando el río en su transcurrir.


Una flora riquísima y también fauna. Anfibios como el sapo común, toda clase de insectos como libélulas, caballitos del diablo y gran variedad de lepidópteros y muchas más sorpresas que harán las delicias del naturalista.





Una serie de pozas nos conducirá a una final que adornada por una gran cascada nos invitará a estar allí un rato, todo el tiempo posible, todo el tiempo del mundo, ojalá. Nos esperará después el camino de vuelta, el mismo camino de vuelta. También habrá fauna que nos avisará de que termina el camino de umbría, aunque si estamos concluyendo la ruta caída ya la tarde, no nos tratará el mismo sol de justicia.



Es en definitiva una ruta fácil, recomendable para toda la familia, de aproximadamente 3 h ida y vuelta, con sombra abundante, e imprescindible para comprender por qué Andalucía es una de las regiones con mayor biodiversidad de Europa

.


lunes, 23 de septiembre de 2013

Nueva temporada en Onda Azul Radio Málaga.




A partir de esta semana voy a tener el privilegio de colaborar en una nueva temporada del programa "Málaga al día" de Onda Azul Radio, la emisora municipal de Málaga.

En la sección, que tendrá lugar los miércoles a las 11.20 h, repasaremos de forma amena la actualidad de naturaleza y medio ambiente de nuestra provincia.

Os esperamos, junto a Celia Bermejo y Antonio Ismael, en el 97.4 de FM o a través de la web http://www.ondaazulmalaga.es/radio

¡No faltéis!

lunes, 16 de septiembre de 2013

Árbol en la calle



                      En el cemento el árbol tiene
                      tristeza de abanico,
                      abandono de aparcamiento,
                      olvido de pájaro,
                      soledad urbana
                      y sombra inexplicable.

                     Rafael Pérez Estrada
                     (La noche nos persigue, 1.992)

Homenaje de la ciudad de Málaga a su hijo, el abogado y poeta, en la calle que lleva su nombre junto al Paseo marítimo de La Caleta.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Inundaciones: Lo que muchos medios callan.


















La pasada semana asistimos en Andalucía y en otras regiones de España a un nuevo capítulo de inundaciones con su amplio listado de consecuencias catastróficas: viviendas anegadas, todo tipo de daños materiales, personas que lo han perdido todo e incluso desaparecidos. A día de hoy y a diferencia de otras ocasiones no consta ningún fallecido. La gota fría causa inundaciones en siete provincias y viaja a Baleares (El PAÍS. 30-08-13). Por poner un ejemplo: en nuestra cercana Antequera (Málaga), han caído casi 25 litros por metro cuadrado en pocos minutos, causando la inundación de calles y garajes, sin daños personales, según la información de Protección Civil y el Consorcio de Bomberos. Otros municipios, incluso, se han visto obligados a pedir la declaración de zona catastrófica.

No podemos extrañarnos. Suele ocurrir en esta época del año, aunque quizás se haya adelantado un poco en este ejercicio. Un embolsamiento de aire frío en las capas altas más vientos cálidos y húmedos del este a nivel de superficie terrestre y ya tenemos una atmósfera claramente inestable. Una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) según los expertos, lo que antes era conocido como “gota fría”.

Pero no es de meteorología de lo que quiero hablar hoy en “El armador”, sino más bien del tratamiento que hacen, en general, los medios de este tipo de noticias, en mi opinión claramente sesgado ya que omite, por interés o ignorancia, una parte importantísima del problema, una de las principales causas por la cual, mientras el lector lee este artículo, muchas personas han perdido sus casas, los recuerdos de toda una vida y se enfrentan a un futuro incierto. Hablo de planificación urbanística.

Invito al lector a que haga una búsqueda en Google de los resultados de la últimas noticias publicadas acerca de estas inundaciones o de otras del pasado. Mejor, que se sitúe delante de un telediario y que observe el mensaje transmitido. En la práctica totalidad de las ocasiones se transmite la idea de que estamos ante un fenómeno contra el que nada se puede hacer, una demostración de ira de la naturaleza que se ceba con los más débiles. ¿Estoy exagerando? Las fuertes lluvias se ceban con las casasde la zona de la playadel Palmar (Cádiz)  (ABC, 25-10-12).  Podríamos “cebarnos” con el periodista de ABC que redactó la noticia, pero no es el único. Internet está lleno de titulares como estos. El sensacionalismo de los medios de la TV es, si cabe, aún peor. No es casual, los mensajes se nos cuelan en el subconsciente sin que nos demos cuenta. Años y años después ya lo tenemos: una masa de ciudadanos que, entre whatsap y whatsap, “piensa” que la culpa es de naturaleza, una fuerza sádica, arbitraria y descontrolada, que como si de un dios de alguna vieja mitología se tratara, descarga su ira contra nuestras casas sin que nosotros hayamos tenido nada que ver.
¡Pues sí que hemos tenido qué ver! ¡Y tanto! Muchos de estos graves daños tienen su origen en un desarrollo urbanístico descontrolado que arrasa con todo gracias a la construcción de viviendas en cauces naturales, vaguadas, ramblas…. Zonas, como todo el mundo sabe, de alto riesgo de inundación.

Nuestras administraciones son por lo tanto responsables con su inacción de gran parte de estas desgracias. Tengamos en cuenta, además, las cifras que estas se ven obligadas a abonar a las zonas dañadas para reparar los gastos. Es en definitiva un desastre que causa cuantiosas perdidas materiales, incluso a veces vidas humanas y por último un gasto de enormes cantidades de dinero (proveniente de las aportaciones vía impuestos de los ciudadanos) para reparaciones. Como muestra un botón: Diputación ayudará a los municipios dañados por la riada (SUR, 06-11-12)  2,2 millones de euros por unas lluvias que duraron unas cuantas horas y por parte de una sola administración. Y eso si se llegan a abonarse: Municipios afectados por las inundaciones reclaman las ayudas de emergencia (EL MUNDO, 18-04-13) 

Las inundaciones son el riego natural que mayor cantidad de daños humanos y materiales producen en España, alcanzando un valor medio anual próximo al 0,1 % del PIB. El IGME y el Consorcio de Compensación de Seguros han estudiado las pérdidas producidas por las inundaciones durante el período 1987-2002, ascendiendo a casi 12.000 millones de euros. Afirmaciones de Fco Javier Sánchez Martínez. Dirección General del Agua del MAGRAMA.

¿No sería más barato y eficaz hacer un planeamiento urbanístico más sensato, más lógico, más razonable? ¿No sería más fácil seguir las indicaciones de la propia naturaleza y de nuestro propio sentido común? No quiero decir que esta cuestión esté detrás de todos los desastres, pero que no tenga relevancia para que ni tan siquiera se nombre…
Hay leyes. El problema es que en muchas ocasiones no se aplican. Hay soluciones: Una ordenación urbanística correcta y respetuosa con el paisaje, la restauración fluvial de zonas afectadas, la mejora del drenaje de las infraestructuras o incluso la expropiación de suelos urbanizados con riesgo de inundación si no esviable ni posible su protección o si ésta es muy costosa como pide el arquitecto y presidente del Consejo Andaluz de Arquitectos, Luis Cano…

Muy interesante el pdf didáctico del ya mencionado Francisco Javier Sánchez Martínez de la Dirección General del Agua del MAGRAMA.

No estamos entonces ante un problema provocado por fuerzas fortuitas contra las que no podemos hacer nada. Estamos ante una simple cuestión de responsabilidades políticas que deben ser exigidas por una ciudadanía despierta y crítica en el libre ejercicio de su participación en las urnas.

La imagen pertenece a la web www.andaluciainformacion.es

miércoles, 7 de agosto de 2013

Grabación en los estudios de Onda Azul Málaga RTV.





Pasando un rato muy agradable con Celia Bermejo y Antonio Ismael, compañeros de Málaga Al Día y grandes profesionales, en ONDA AZUL RTV Málaga.

Os espero los martes a las 11.30 en el 97.4 de la FM o en www.ondaazulmalaga.es/radio para hablar de lo que más nos gusta: de naturaleza y medio ambiente.


miércoles, 31 de julio de 2013

El Ailanto: la Administración al fin actúa.

Imagen de la web de la Consejería de Agricultura,
Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.


















Hace ahora cuatro meses escribí en este blog el artículo: El ailanto: un peligro real, una estrategia equivocada. En este alertaba del peligro de Ailanthus altissima, árbol originario de China, conocidísimo por habitar en lugares abandonados, taludes de carretera o solares, y que en los últimos años se ha convertido en toda una plaga. Si bien me constaban actuaciones de la administración en territorios que se encuentran bajo el cobijo de alguna figura de protección mostraba mi enorme preocupación por que se permitiera a nuestro alien su frondosa existencia por zonas muy limítrofes con los grandes espacios protegidos. Realice una serie de fotografías en lugares ubicados en las mismas faldas del Parque Natural Montes de Málaga para así corroborarlo.


Es bueno saber de “quién” estamos hablando, la “ficha policial”, 6 páginas para no perderse detalle, el pdf del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del CATÁLOGO ESPAÑOLDE ESPECIES EXÓTICAS INVASORAS sobre la planta. 


La cuestión es que la web de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente nos sorprendía con la siguiente noticia: La Junta elimina variaspoblaciones de ailanto en dos espacios naturales de la provincia de Málaga.


El subtitular de la noticia es muy significativo: Esta especie invasora estaba poniendo en peligro la flora autóctona de Paraje Natural Torcal de Antequera y del Parque Natural Montes de Málaga. Si continuamos leyendo las cifras son de vértigo: 12 rodales en Montes de Málaga y una superficie de 3.000 metros cuadrados en el Torcal de Antequera.


Igual que desde este blog se ha denunciado la inacción de la administración en otras ocasiones, ahora toca felicitar porque toda acción que se lleve a cabo ante un peligro que ya es la segunda causa de la pérdida de biodiversidad tras la destrucción de hábitats, buena es. Tras estas cifras se esconden laboriosos trabajos de seguimiento de técnicos muy cualificados y que siempre permanecen en la sombra padeciendo injustamente en muchas ocasiones la mala imagen de sus superiores políticos. Es una labor que la sociedad aún tiene pendiente de reconocer. Ahora bien, hay que señalar que queda una asignatura pendiente que es hacer frente a la situación que se denunció aquí en su momento: la presencia de esta letal planta invasora a muy pocos metros de los espacios naturales. Ese desafío sólo podrá afrontarse desde la comunicación y cooperación entre las distintas administraciones. En este caso entre los responsables de parques públicos, jardines y solares (Ayuntamientos) y los de los espacios naturales protegidos (Junta de Andalucía). Y hay que decirlo así, alto y claro, pues desgraciadamente un enemigo que nos puede dejar en unas décadas sin nuestra valiosísima biodiversidad no entiende de desencuentros políticos.


Obviamente, no estoy diciendo que haya una relación causa efecto entre la publicación del primer artículo en este blog y la noticia (los técnicos llevan haciendo estudios y seguimientos desde el 2004), pero sí estoy convencido de que la presión social puede ser decisiva, el interés mostrado en las redes sociales, la presencia de un determinado tema en espacios y blogs de internet, las siempre vigilantes asociaciones conservacionistas, la cualificada opinión de un catedrático de universidad… Todo eso son pequeños granitos de arena que en un momento dado y sin que nadie lo sepa, en el despacho de algún cargo político, puede decantar la balanza de una modesta asignación presupuestaria hacia un lado o al otro. Luego siempre habrá, claro está, quién diga que protestar no sirve para nada.


PD: El otro día en un interesante debate al respecto en las redes sociales, el naturalista y compañero de faenas en esto de la divulgación, Ramón Rueda, nos recordaba y hacía hincapie en que además puede ser utilizada como planta insecticida y así se evita utilizar insecticdas sintéticos o herbicidas ya que como dice la Consejería en los informes, "emiten sustancias alelopáticas que inhiben el crecimiento de las otras". Se pueden utilizar, entonces, contra otras invasoras en lugar de usar otras aplicaciones con agentes altamente tóxicos, por ser los del Ailanto biodegradables. Está claro, si podemos neutralizar su peligro y usarla además como insecticida o herbicida natural habremos ganado dos batallas decisivas.