El proyecto de reintroducción del Quebrantahuesos. ¿Volverá el gran buitre a Málaga?


Lo comentaba hace unas semanas en Onda Azul Radio. Es una noticia que me llena de alegría: El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha suscrito un protocolo de colaboración para reforzar e impulsar la conservación del quebrantahuesos con 13 comunidades autónomas: PaísVasco, CataluñaGaliciaAndalucíaAsturiasCantabriaLa Rioja, MurciaAragónCastilla-La ManchaNavarraMadrid y Castilla y León.

Siempre he sentido una especial predilección por el Gypaetus barbatus. Lo confieso. Es, para aquellos que no lo identifiquen, este gran buitre que puede llegar a medir hasta 3 metros de ala a ala y pesar hasta 7 kilos. Con dorso y alas de color marrón y cuello, cabeza, vientre y plumajes inferiores blancos. Con esa máscara negra en el rostro y esa barba tan característica y que le da nombre. Es, además, la única ave osteófaga del planeta. Su nombre común, Quebrantahuesos, proviene de la particular técnica de romper los huesos el aire en zonas rocosas. Cosa que no hace comer el tuétano, como se creía antiguamente y se sigue difundiendo desde páginas webs que no tienen mucha idea, sino que ingiere el hueso entero, pudiendo tragar trozos de hasta 20 cm de longitud. 

Según nos cuenta la Historia, el dramaturgo griego Esquilo habría muerto alcanzado en la cabeza por una tortuga arrojada por un Gypaetus barbatus que habría confundido el cráneo calvo del poeta con una roca.

¿Qué se va a hacer? Tenemos entendido que seguir la Estrategia Nacional para la Conservación del Quebrantahuesos en España. Es decir, continuar con la recolonización del área de distribución que tuvo el quebrantahuesos en el pasado mediante reintroducciones o reforzamiento de las poblaciones de este precioso buitre.

Como prioridad siempre ha estado la reintroducción en los Picos de Europa, donde se extinguió a mediados del siglo XX. Con un presupuesto de 1,5 millones de euros, este plan Life, también se está desarrollando el proyecto de reintroducción en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), área en la que no ha habido reproducción desde los 80 del siglo pasado y en la que se han estado soltando ejemplares desde 2006. Ojo, porque en Málaga están señalados como posibles áreas de reintroducción los PN de Sierra de las Nieves y Sierras de Tejeda y Almijara.

¿Pero existió alguna vez la impresionante figura de este gran buitre sobrevolando de forma majestuosa los azules cielos de nuestra provincia? ¿Merodeando sublime las laderas, los acantilados…? La respuesta es sí. Hasta aproximadamente mediados del pasado siglo. ¿Qué pasó entonces? Venenos, furtivos, tendidos eléctricos, perdida de hábitats hicieron su vida cada vez más difícil relegándolo a los pirineos. Corre la leyenda de que fue un taxidermista para completar las vitrinas de un instituto el que le dio la puntilla a esta preciosa ave.

Hoy, sin embargo, con unas 130 parejas reproductoras, España es el país europeo con mayor población de quebrantahuesos, las cuales habitan en el macizo Pirenaico, en Aragón, Cataluña y Navarra. Una realidad que solo ha sido posible tras décadas de duro trabajo por parte de biólogos, técnicos, naturalistas, educadores, desde Proyecto LIFE, desde fundaciones como la FCQ o Gyapetus, desde, al fin y al cabo, personas que desde cualquier punto de la sociedad civil han contribuido aportando su granito de arena. Estas personas, y sobre todo nuestros quebrantahuesos, merecen que se digan también estas buenas cifras para saber al menos que estamos remando en la dirección correcta. Ojalá veamos al Barbatus próximamente al mirar al cielo.

Foto El Correo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baelo Claudia: La Pompeya española

Los mapas