Aves insectívoras, el mejor remedio contra la procesionaria

Ahora que llega la procesionaria, ya deberían saber nuestras administraciones que mejor que fumigar, acción con una serie de inconvenientes como que se pase la fecha, sería aprender de la propia naturaleza y servirnos de la ayuda de aves insectívoras como el carbonero o el herrerillo.
Si estamos en una zona de pinares como Gibralfaro o Cerrado de Calderón en Málaga, podremos instalar pequeñas cajas nido para que estos simpáticos pajarillos nos tengan limpio el monte de tan peligrosas orugas.
Barato, sin necesidad de planificación y ecológico. Y además con estampas tan bellas como esta.
Me encanta el carbonero. 
Foto SINC

Comentarios

Entradas populares de este blog

Baelo Claudia: La Pompeya española

Los mapas