Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como cine

100 días de soledad

Imagen
En los últimos años había llegado a perder mi espacio para la liturgia, para el rito, para el reencuentro con uno mismo que supone apagar las luces, habitar el silencio, ocupar el más cómodo de los asientos de la casa y hacer, con el pretexto de una película o de un buen libro, como si parase durante unas horas el mundo. Me propuse recuperar eso y, afortunadamente, encontré hace unos días, esta joya, perdida entre los programas emitidos por la segunda cadena. La cinta nos muestra el reto del fotógrafo de naturaleza José Díaz, consistente en vivir en su cabaña en el Parque Natural de Redes (Asturias) durante cien días, de manera autosuficiente, desconectado del mundo y su tecnología (sin electricidad, móviles, TV, etc.) y rodarlo sin la ayuda de nadie más. “El frío, el silencio y la soledad son estados que, en el futuro, serán más preciosos que el oro.”
“Cada árbol, cada roca y cada arroyo se explican por sí solos, conforman una sinfonía a la que yo no tengo nada que añadir.” Estas son …

Phronima: el octavo pasajero

Dijo Chagall que el arte empieza donde termina la naturaleza. Eso lo han entendido desde siempre los creadores de esos mundos que tanto nos fascinan. Las criaturas fantásticas que forman parte de películas como Star Wars nos parecen de universos lejanos, pero en realidad están tan cerca de nosotros como el propio mar. Es el caso del espeluznante alienígena de "ALIEN. EL OCTAVO PASAJERO". Se dice que sus creadores pudieron inspirarse en Phronima sedentaria, un diminuto crustáceo que forma parte del plancton. Traslúcidos, habitantes del mar profundo, de la noche eterna de oscuridad y agua, incluso a veces de la llamada zona hadal en honor al dios del inframundo, usan frecuentemente sálpidos muertos (organismos gelatinosos con forma de barril) como refugio, lo que les proporciona una imagen aún más alucinante. Seres microscópicos, los del plancton, cuyo número se pierde en la incontabilidad de los trillones, que eliminan el CO2 de las capas superficiales del océano. Seres impresc…

El último cazador

Imagen
"Las personas no deberíamos nunca perder el contacto con la naturaleza."
"Si el ser humano quiere sobrevivir tendrá que aprender a vivir con la naturaleza, no contra ella."
"Yo no creo que ninguna especie sea especialmente nociva para la naturaleza. El hombre tiene un papel que jugar.También ayudamos a mantener el equilibrio del ecosistema, siempre y cuando solo tomemos lo que necesitamos."

Son algunas de las frases que aparecen en "El último cazador" (Vanier, N. 2005), una de las películas de mayor belleza que he visto en mucho tiempo.

La ficción nos cuenta la vida de Norman, un trampero que sigue viviendo, igual que se hace desde hace siglos, en armonía con la naturaleza. Junto a Kebaska, una india Nehanni, y sus perros vamos siendo partícipes de la lucha diaria por la supervivencia en un entorno cada vez más amenazado por industrias como la maderera.

Los espectaculares paisajes nevados del Cánada, como sacados de una novela de Jack London; los com…